¿Tienes miedo a hablar en público?

Miedo a hablar en público

Desde siempre me ha resultado difícil hablar en público de forma efectiva. Me preocupaba la idea de enfrentarme a un público y me ponía nervioso. Por eso decidí prepárame, estudiar, practicar y luego de varios años, he pasado de negarme por completo a hablar en público a ser consultor y mentor de personalidades, políticos, profesionales de la comunicación, deportistas de élite, etc. que querían aprender a quitarse el miedo a hablar en público y hacerlo mucho mejor. Ya son miles las personas a las que he ayudado a hablar en público.

La comunicación es una habilidad importante para comunicar nuestra imagen al mundo. A la hora de hablar en público, hay una serie de técnicas que pueden ayudar a mejorar la presentación y el mensaje que se quiere transmitir. A continuación se listan 10 técnicas que se han descubierto a través de la experiencia.

 

Autenticidad

Una de las mejores formas de prepararse para hablar en público es manteniendo tu autenticidad y no fingiendo ser alguien que no eres. Es importante mantener la credibilidad en tu discurso y comportarte de manera acorde al tema que deseas abordar. No es necesario ajustarte a una imagen preconcebida de seriedad; simplemente respeta el tema y la audiencia. Tu vestimenta debe expresar tu personalidad y sentirte a gusto con ella, siempre manteniendo una apariencia adecuada para la ocasión.

 

Saber a quién le hablas

Antes de comenzar cualquier presentación, es imprescindible conocer a la audiencia a quien estamos dirigiendo. Esto es de suma importancia para asegurarse de que no aburramos a nuestros oyentes. Debemos preguntarnos qué esperan de nosotros, cuáles son sus necesidades, por qué están allí y cuánto tiempo tienen. Esto nos permitirá ajustarnos a lo que ellos buscan sacar de nuestra presentación.

Es importante evitar la vanidad. No debemos asumir que nuestros oyentes saben todo sobre nuestro tema, por lo que es necesario explicar los detalles de forma clara y ordenada. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado de no abusar de esto ya que nuestra audiencia también es inteligente.

 

Comienza bien

Usa una frase inicial interesante para captar la atención de tu público. Puede ser algo célebre, una idea diferente o una pequeña broma. Recuerda que el humor debe usarse con cautela ya que no todos reaccionan igual frente a los mismos chistes. Empieza mostrando una actitud positiva y sonriendo un poco. Esto hará que los demás se relajen y estén más abiertos a escuchar tus palabras.

 

La preparación es imprescindible

Sea cual sea tu estilo de preparación, tarjetas, vídeos, material de apoyo y esquemas son siempre una buena forma de mejorar tus habilidades para hablar en público. Pero, para lograr el éxito, lo más importante es la práctica. Practicar delante del espejo es una buena manera de conocerte a ti mismo, y también puedes grabarte para observarte y analizarte posteriormente. Otra forma efectiva para practicar es hacerlo delante de amigos o familiares, ya que así serás capaz de ser tú mismo y encontrar seguridad en tus habilidades para hablar en público.

 

Conecta tu mirada con TODO el mundo

Mira a esa persona al final de la sala. Hablando de no centrarse en el material de apoyo… ¡No te enfoques en una sola persona! Por muy importante que sea, o por muy interesado que lo veamos. Estás delante de toda una audiencia, tu audiencia quiere ser tratada por igual, así que hazlo.

Si es un espacio muy grande, hazlo por sectores. El contacto visual es un arma muy poderosa, que hará que tu auditorio preste aún más atención si cree que te diriges a ellos directamente.

 

Los nervios pueden ser nuestros aliados

¿Te ha pasado alguna vez que te sientas completamente paralizado al tratar de hablar en público? Estás lejos de estar solo; más del 85% de la población es consciente de tener un miedo profundo a hablar ante un grupo grande. Si bien el remedio perfecto por el momento no existe, hay algunas formas de reducir esa ansiedad.

Primero y principal, debes estar preparado. Practica tu discurso y memorízalo para que puedas evitar la incomodidad de tratar de recordarlo. Si insistes en tener bloqueos, respirar profundamente, contar hasta 5 y beber agua para revitalizarte.

Existen varias técnicas que pueden reconducir los nervios o miedo a tu favor y que te ayuden a hacerlo mucho mejor delante de tu audiencia. Lo veremos y revisa el final del artículo.

 

Llevar un buen ritmo

Cuando estamos hablando en público, es importante recordar que no hay que memorizarse nuestro discurso. En vez de eso, lo más importante es variar la velocidad y el tono y el ritmo de nuestras palabras. Esto nos ayuda a marcar los puntos más importantes de nuestro discurso con un ritmo más lento y una mayor fuerza. También es bueno hacer pequeñas pausas para dar tiempo a la audiencia a reflexionar sobre lo que hemos dicho. Así que ¡dale ritmo a tu discurso para hacerlo más interesante!

 

Recalca tu punto central, tu idea principal

¡Estamos aquí para hablar sobre un tema muy interesante hoy! Ya sabéis de qué estoy hablando, ¿verdad? Aunque el título de mi presentación os puede dar una idea de lo que oiréis, siempre es mejor que lo explique con más detalle. Para ello, vamos a comenzar de nuevo desde el principio. Voy a seguir un esquema concreto para mostraros todo lo que tengo que contar. ¡Así que estad atentos!

 

Incluye Historias

El storytelling es una herramienta útil para hablar en público. Desde hace algún tiempo, se ha usado en la publicidad y el marketing por su poder convincente. A todos nos gustan una buena historia. Si están bien contadas, el público se identificará con los personajes y hará que el discurso sea más personal. Por eso, es importante que las historias sean personales, originales, extraordinarias, destaquen algún valor de nuestro discurso y encajen en el mismo.

 

El inicio y el final

A la hora de presentar tus ideas, debes tener en cuenta que llamar la atención es importante desde el principio... ¡pero también al final! Por eso, es una buena estrategia guardar la segunda cosa más importante de tu discurso para el final. De esta forma, tu público recordará algo de tu discurso al salir de la sala.

 

P.D.: Es hora de que dejes el miedo a hablar en público atrás y cautives a la gente que te ve y escucha...

DEJA DE SUFRIR MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO o a una cámara con mi CURSO FLASH GRATUITO: https://www.javiergalue.com/curso-flash-email-vence-tu-miedo-a-hablar-en-publico-e-impacta-a-tu-audiencia-1

¡Te va a ser muy útil! 😃

Suscríbete al Blog para que no te pierdas nada de lo nuevo.