Cómo hablar bien en público: El Mejor Truco para Comenzar y Mejorar

Javier Galué - Javi Galué - Habilidades de Comunicación, Persuasión, Liderazgo, Carisma e Influencia - Coach, Formador y Conferenciante

Esta pregunta me la hacen muchos de mis clientes en la primera sesión de coaching y te lo digo desde el inicio, el que te quiere enseñar cómo hablar bien en público COMO UNA RECETA, como si fuera algo IGUAL PARA TODO EL MUNDO, TE ESTÁ MINTIENDO, o por lo menos no te está diciendo toda la verdad.

Es que cada persona tiene unas circunstancias diferentes, unas experiencias vividas diferentes, una crianza diferente, una educación (formación) diferente y unas aptitudes innatas diferentes y aplicar la misma receta a todas las personas puede que te ayude a mejorar algunas cosas pero es complicado que luego te pongas delante de un público y solo aplicando una receta común o genérica puedas dar grandes pasos.

Y te lo dice una persona que tenía pánico a hablar en público hace unos años. Poco a poco he ido perdiendo ese miedo inicial y ahora es que lo disfruto cada vez más. Mientras más gente tenga delante más energía ¡¡¡y más ganas!!! Ahora no pierdo la oportunidad de hablar en público ni micrófono que se me resista… siempre que pueda y me dejen…

El miedo a hablar en público, ese miedo escénico, es algo que nos viene desde que estábamos en las cavernas. Tenemos un miedo a ser observados porque eso inconscientemente se asocia a nuestro instinto de supervivencia natural “recordándonos” el pasado cuando podríamos ser “presas”. Es algo así como cuando los aviones de guerra detectan que los están apuntando, pues lo mismo en nuestro caso. Todavía nos queda un remanente antropológico en este sentido y los instintos cuestan a veces dominarlos.

Aprender a hablar en público es como aprender cualquier otra habilidad, por ejemplo, la de jugar al fútbol. Hay personas que tienen ciertas aptitudes para ese deporte, pero si no entrena con una buena guía le será complicado llegar a ser de los mejores. Messi o Cristiano Ronaldo posiblemente han tenido grandes aptitudes innatas para el fútbol, pero si no hubiesen entrenado y preparado es muy probable que no hubiesen llegado a donde han llegado.

La idea tampoco es ser el “Messi” hablando en público pero es un error pensar que ese don “lo tengo o no lo tengo”. ¡TODOS LO TENEMOS! eso sí, unas personas tienen más facilidad que otras, sobre todo dominando ese miedo antropológico del cual hablaba arriba.

He tenido clientes que tienen realmente fobia a hablar en público. Cuando digo hablar en público no me refiero a dar un discurso delante de miles de personas. Es que hablar a un grupo de clientes, o hacer una presentación de un proyecto dentro de la empresa donde trabajas, dar una charla, vender a más de una persona, etc., también es hablar en público. Y lo hacemos más de lo que pensamos. Y mucha gente tiene problemas serios para hacerlo disfrutando, para NO SUFRIR antes, durante y hasta después de hablar en público.

Ese pánico a hablar en público puede controlarse poco a poco, puede matizarse, aunque nunca es bueno perder ese “gusanillo” antes y durante la presentación porque un poco de adrenalina agudizará nuestros reflejos, nuestra memoria, nuestro ánimo y nuestra exposición delante de los demás.

La respuesta a esa pregunta que me hacen muchos de mis clientes de cómo hablar en público sin miedo comienza por preguntarle a ellos qué sienten antes (desde que saben que tienen que hacerlo), durante (en el evento) y después (un rato después de hablar en público). ¿Por qué? Porque no somos iguales y podemos confundir nerviosismo con ansiedad, con miedo, con pánico o simplemente con preocupación por hacerlo bien.

Cuando determinamos que es miedo es importante pensar … ¿a qué le tenemos miedo?

Y allí entran muchas respuestas:

  • A que se me olvide lo que iba a decir
  • A que meta la pata y diga algo incorrecto
  • A hacer EL RIDÍCULO (el miedo al ridículo es uno de los más comunes)
  • Al “qué dirán” luego (o sea, a lo que opinen los demás de mi intervención)
  • A que no cumpla con las expectativas que he creado (las de los demás y las mías)
  • Y muchas otras…

… y allí comienza mi trabajo.

Para nuestra vida personal y profesional es de gran importancia hablar en público, que contempla no sólo cómo hacerlo, sino otras variables como la oratoria y la retórica entre otras. No hay que ser maestros pero la gente que habla bien en público y sabe cómo convencer, cómo emocionar, cómo vender, cómo crear atención y cómo influir delante de los demás suele tener mayor éxito, y la percepción de esta persona en los demás suele ser muy positiva. Eso implica mejores relaciones personales, mayores oportunidades de prosperar dentro de la empresa, como autónomo o como integrante de cualquier grupo social.

En un solo artículo no puedo cubrir todo lo referente a hablar en público, de hecho hay infinidad de libros y todavía no he leído uno que pueda contener todo lo necesario.

LO QUE SÍ TE QUIERO COMENTAR es que como casi todo, en los años recientes hablar en público ha cambiado en concepción y en aplicación, con lo cual, los contenidos que tienen mucho tiempo de haber sido creados se van quedando obsoletos.

Las nuevas generaciones vienen ya con otros “chips” internos. Los códigos de comunicación van cambiando al igual que el lenguaje. Aunque SIEMPRE QUEDARÁN los principios básicos de la comunicación que se basan en nuestra evolución, en cómo procesamos la información, en el lenguaje corporal, en los principios de persuasión, en las neuronas espejo, etc.

En otros artículos posteriores de mi blog seguiré hablando MUCHO de cómo hablar bien en público por lo que si te interesa el tema te recomiendo que te suscribas a mi newsletter

Entre las herramientas para hablar en público que considero más importantes están lo que se suele llamar la inteligencia emocional. Saber reconocer tus emociones es un paso importante para poder controlarlas. Como te decía antes, saber si tienes miedo, pánico, nervios, y sobre todo, a qué le tienes miedo, es importante para controlarlo y superarlo.

Cómo hablar en público sin temor depende también de muchas variables como el momento de hacerlo, el lugar, el tipo de público, el tema que estás tratando, las características del evento (si estás solo o si son varios ponentes, etc.), las características del lugar (si tienes atril, si puedes leer algún guión o PowerPoint, si estás físicamente encima o debajo del público, etc.) entre muchas otras. Por eso es complicado dar una única receta…

Tu voz TAMBIÉN es importante. No importa realmente qué voz tienes, es la que la naturaleza te ha dado, pero cómo usarla SÍ DEPENDE DE TI, y es uno de los primeros factores que analizo con mis clientes a la hora de potenciar sus habilidades para hablar en público. Saber sacar una buena potencia, un timbre natural adecuado y una técnica que te permita no cansarte y hablar de manera relajada es UNA GRAN VENTAJA, además que la impresión que dejarás será mucho mejor.

Otros detalles que manejo con mis clientes es la respiración, la autoconfianza, el estilo y el enfoque que se le dará a la intervención.

Pero si no puedes o no tienes tiempo de contratar un coach para mejorar tus habilidades de comunicación para hablar en público, te puedo aconsejar en este primer artículo de la serie una primera TÉCNICA MUY EFECTIVA para comenzar a avanzar y lograr hablar en público para persuadir a los oyentes.

Sería importante que evaluaras las variables que te comento al inicio del artículo, PERO si quieres IR AL GRANO, vamos a ello…

 

Cómo hablar bien en público – El mejor Truco

 

Sencillamente, para comenzar, trabaja con tu mejor amigo o amiga… que eres tú mismo/a y con el espejo…

Aunque no seremos los mejores críticos hacer algunos ejercicios delante del espejo te dará en cierta manera algunos tips iniciales de lo que ves correcto y lo que puedes mejorar. Has una primera prueba improvisando algo “loco” en el espejo para desinhibirte un poco contigo mismo. ¡¡¡Da igual!!! ¡¡¡Nadie te mira!!! Aprovecha y suéltate.

Lo ideal sería que luego, te grabaras con tu móvil (celular) y lo vieras. Algo corto, pero hazlo de memoria. Yo diría de un minuto o algo así. Te aseguro que si no lo has hecho antes descubrirás un mundo de cosas nuevas que sabías y que no sabías que tenías y que no tenías. En mis clases para hablar en público también lo hacemos y se descubren muchas cosas muy rápido.

Luego de grabarte varias veces intenta hacerlo con un tema específico, no improvisando. Verás como en MUY CORTO TIEMPO notarás que lo vas haciendo mejor.

¿Qué estamos logrando con esto? ¡¡¡MUUUUCHO!!! Porque nos estamos conociendo, estamos comenzando a controlar el cuerpo, la mente y estamos mejorando la coordinación entre todos los elementos que necesitamos para hablar en público.

Es como si para aprender a jugar fútbol comenzamos a chutar balones en un campo vacío, a una pared, a una portería vacía. Es lo básico, pero hasta los mejores lo siguen haciendo para seguir mejorando. Así comenzamos sobre todo a desarrollar la coordinación entre nuestros pensamientos, nuestra boca, laringe, lengua, brazos, manos piernas y el resto del cuerpo.

Además, nos va a dar ALGO MUY VALIOSO que es LA CONFIANZA EN NOSOTROS MISMOS. Solo con esto no puedes ir a jugar una final de la Champions, pero sin duda es la manera de mejorar estemos en el nivel que estemos.

Te recomiendo sinceramente que comiences con este ejercicio y no pares. Unos pocos minutos cada vez que puedas te van a ayudar MUCHÍSIMO a avanzar más rápido.

Lo ideal sería que cuando tengas un poco más de confianza le muestres a personas de tu entera confianza tus grabaciones para que te den su opinión. Las escuchas e intentas incorporar lo que creas que puede enriquecer tus “actuaciones”. Esto tan sencillo, y te lo digo por experiencia, es la MEJOR MANERA DE IR PASO A PASO ANTES de enfrentar al público real.

Hazme caso, te va a ir muy bien con esta simple técnica sobre el arte de hablar en público. En los siguientes artículos seguiremos avanzando. Pero con este ejercicio sencillo, que no requiere mucho tiempo ni recursos, mejorarás mucho, lo verás… Eso sí, el secreto del éxito es la constancia. Hacerlo solo dos o tres veces no te hará dar grandes pasos. Hazlo cuando tengas tiempo y sin prisas.

Pues nada, aquí lo dejamos y nos vemos en el próximo artículo. Te recomiendo ver mis vídeos en mi canal de YouTube que seguramente te serán también muy útiles.


▷ DESCARGA GRATIS MI GUÍA ◁

“LOS 3 CEREBROS DE LA COMUNICACIÓN”

Me preocupa tu privacidad y por eso cumplo con la legislación vigente Política de Privacidad


¡Gracias!

Javier Galué Amblar
Formación In Company – Conferenciante – Coaching
Habilidades de Comunicación, Persuasión, Liderazgo, Carisma e Influencia
Madrid, España.
> Si me quieres contratar escríbeme AQUÍ >