Nuestras Necesidades Básicas y la Persuasión

Quiero tener Influencia Social (serie de artículos) – Cómo Influir en los Demás – Artículo 2 - Javier Galué Amblar

 Las 3 necesidades básicas

 

Las necesidades primarias:

 

Aunque hemos evolucionado, desde hace miles de años los seres humanos conservamos muchos de los comportamientos y reacciones antes estímulos externos e internos que vienen desde que éramos prehistóricos. Los instintos forman parte esencial de nuestra supervivencia y son el resultado de cientos de miles de años de evolución. Por eso reaccionamos sin pensar muchas veces a estímulos que sobrepasan nuestro razonamiento e incluso nuestras emociones. El hambre, el terror, el impulso de escapar si sentimos un peligro inminente, el cálculo de las distancias, etc., son situaciones que procesa nuestro cerebro y que dominan nuestro comportamiento casi por completo. Estas necesidades primarias son indispensables también para desenvolvernos en nuestra vida social y poder tener influencia.

 

Las necesidades sociales:

 

Como he comentado en el artículo anterior necesitamos ser seres sociales. Necesitamos contacto físico y social, necesitamos relacionarnos, necesitamos compartir y sentirnos parte de grupos de otras personas. Aunque hay excepciones es algo que tenemos grabado a fuego en nuestros genes ya que en el pasado (y posiblemente en la actualidad y en el futuro) dependíamos de estar en un grupo para poder sobrevivir. De esa manera teníamos protección, podíamos aparearnos y podíamos prosperar en una realidad de supervivencia de los más aptos. Las habilidades comunicativas forman parte esencial de nuestras necesidades sociales básicas y a su vez son la clave para ser influyentes en nuestro entorno.

 

Las necesidades particulares:

 

Solemos evitar dolor, frustración y emociones que consideramos negativas y solemos buscar el placer en todas sus formas. Todo esto lo intentamos lograr de manera consciente y inconsciente. Una de las necesidades particulares de muchas personas es la de ser reconocidas, de no pasar desapercibidas, de sobresalir en algo, sea muy pequeñito o sean grandes logros. El fenómeno del “like” de las redes sociales actuales suele ser una forma actual de reflejar esa necesidad de reconocimiento social, pero no es la única necesidad particular que tenemos.

 

Estos tres grupos de necesidades básicas conforman lo que buscamos en nuestros planes de vida. Algunas las satisfacemos a través de la persuasión propia o la «autopersuasión». Intentamos persuadirnos a nosotros mismos convenciéndonos de que hemos conseguido satisfacer esas necesidades. Es una aspiración vital del ser humano.

Cuando estudiamos para lograr algo en la vida, cuando trabajamos para lograr algo (un sueldo, una carrera, etc.), cuando participamos en grupos, en equipos deportivos, etc., si nos ponemos a analizar las razones por lo general son la búsqueda de estímulos positivos que responden a estas tres necesidades básicas y para ello también nos intentamos persuadir a nosotros mismos.

Este concepto de la «autopersuasión» será muy importante para toda la serie de artículos que escribiré sobre la persuasión y la comunicación persuasiva ¡Te espero en el siguiente artículo!


▷ DESCARGA GRATIS MI GUÍA ◁

«LOS 3 CEREBROS DE LA COMUNICACIÓN»

Me preocupa tu privacidad y por eso cumplo con la legislación vigente Política de Privacidad


¡Gracias!

Javier Galué Amblar
Formación In Company – Conferenciante – Coaching
Habilidades de Comunicación, Persuasión, Liderazgo, Carisma e Influencia
Madrid, España.
> Si me quieres contratar escríbeme AQUÍ >