Saltar al contenido

Hay Muchos consejos en internet para mantener una conversación PERO POCOS RESULTAN. ¡Este consejo SÍ te va a servir!

Grupo de jóvenes conversando - Hay muchos consejos en internet para mantener una conversación y tener aceptación social PERO POCOS RESULTAN - Javier Gaulé Amblar

Entre las habilidades de comunicación más importantes está la de conversar. De ella por lo general depende tanto nuestra vida personal como la vida profesional, nada más y nada menos.

Si sabemos comenzar, mantener y terminar una conversación, en definitiva, si sabemos cómo tener una conversación interesante, seguramente conseguiremos objetivos mejores, dejaremos una mejor imagen personal, iniciaremos o preservaremos mejor las amistades y las relaciones personales y familiares.

Aunque parezca algo obvio hay MUCHA GENTE, y cuando digo MUCHA GENTE ES MUCHA GENTE, que no sabe muy bien cómo comenzar, mantener o terminar una conversación de una manera adecuada, con lo que pueden estar perdiendo muchas oportunidades, momentos y hasta amistades.

 

Internet está lleno de páginas con consejos sobre esto pero… ¡cuidado!

He navegado antes de escribir este artículo un rato por internet para ver qué hay al respecto y la mayoría habla de intentar escuchar lo mejor posible, sonreír mucho si la conversación es amena, hacer cumplidos para que la otra persona se sienta halagada, intenta hablar de temas de los que tengas conocimientos para dejar una buena impresión, evita entrar en desacuerdos importantes con la otra persona, ser agradable, etc., etc., etc…

En realidad, no hay problema con estos consejos, pero hay que fijarse en el hecho de que casi todos se basan en la aprobación social por parte de la otra u otras personas.

Somos seres sociales y nos sentimos bien cuando tenemos ese “sello de calidad” o aprobación social por parte de las demás personas, PERO ESO NO DEBERÍA SER LO MÁS IMPORTANTE A BUSCAR EN NUESTRAS CONVERSACIONES Y RELACIONES SOCIALES.

Si buscamos la aprobación social en cada momento podemos incrementar nuestra sensación de INSEGURIDAD ya que estaremos todo el tiempo con la “incertidumbre” de saber si lo que vamos a decir o hacer será aceptado o no por los demás. De saber si lo que diga afectará de alguna manera la imagen que tienen de mí o cómo podría ser tomado lo que digo para que leugo hablen de mí a mis espaldas. En realidad todo eso también es importante PERO NO PUEDE SER LO MÁS SIGNIFICATIVO A LA HORA DE CONVERSAR con otra persona o grupo de personas.

Esto de ser extremadamente agradables, de intentar constantemente complacer a los demás y evitar cualquier tipo de discusión que se recomienda mucho en webs y vídeos de YouTube puede ser a simple vista muy correcto, pero puede ser la causa de problemas, SOBRE TODO para personas tímidas, inseguras y sensibles emocionalmente.

En internet he leído muchas webs que hablan de este tema. Los títulos que más se repiten son: “ cómo caerle bien a todos “ , “ cómo caer bien a la gente “ , “ cómo caer bien en el trabajo “ , “ cómo hacer una conversación interesante “ , “ cómo hacer una conversación a una mujer “ , “ cómo hacer una conversación divertida “ , “ cómo tener una conversación fluida “, “ cómo ser sociable y caer bien “ … entre muchas otras similares y CASI TODAS van por el mismo camino, SER ACEPTADO…

Pero hay que fijarse en “la letra pequeña de todo esto”. He tenido clientes que han sufrido mucha ansiedad al ver que no han podido cumplir estas “reglas” porque en algún momento han tenido que decir en voz alta su punto de vista en contra de la mayoría en un grupo y se han sentido rechazados a partir de ese momento. Algo muy común cuando se habla del tema político, religioso o incluso de fútbol u otros deportes, en resumen, en temas eminentemente emocionales. Si te toca ser la nota discordante puedes sentir rechazo o incluso ataques (de argumentos) que no son precisamente agradables, pero eso es también parte de la vida, dar nuestro punto de vista, que es nuestro Y ES TAN VÁLIDO COMO EL DE LOS DEMÁS, por lo menos para nosotros.

POR SUPUESTO que hay que ser atentos y es muy agradable satisfacer las demandas de las demás personas, pero esto no tiene mucho que ver con un sentido de colaboración, humildad y desprendimiento, tiene más que ver con la comunicación asertiva y con poner tus ideas y opiniones en tus conversaciones con los demás. Si te quieren o te quieren conocer como realmente eres, es importante que sepan REALMENTE cómo eres y qué piensas.

CON TODO ESTO EN CUENTA es importante tener sentido común y saber qué, cuándo y cómo debes decir las cosas y cuándo no las debes decir. Los extremos no son buenos, tampoco podemos decir lo que sentimos o pensamos y que el otro vea si le gusta o no. De eso no va mi argumento y además eso seguramente te traerá problemas muy pronto. El punto medio es el ideal, donde eres una persona cortés, amable, respetuosa pero que TAMBIÉN tiene personalidad y da a conocer sus ideas y puntos de vista de manera clara y concisa.

¿Qué sucede cuando una persona insegura o con problemas de timidez intenta seguir estas directrices que abundan por internet sobre cómo ser agradables o cómo ser conseguir amigos y ser popular?

(Hay que tener en cuenta que hay libros con millones de copias vendidas en todo el mundo y en todos los idiomas por lo que el tema no es baladí y mucha más gente de la que pensamos está interesada en el tema).

¿Qué sucede? Que muchísimas personas a las que les cuesta más desarrollar su vida social y que es más propensa a leer estos contenidos comiencen a buscar esa aprobación social que recomiendan constantemente. Eso los hace sentir en muchas ocasiones CON UNA CARGA ADICIONAL cada vez que están compartiendo con otras personas. La carga de satisfacer a los demás constantemente se pone poco a poco más pesada y llega un momento, y es lógico, que esa persona no quiera salir más, que no le apetezca conocer gente nueva o que rechace ir a eventos, reuniones o fiestas, porque en vez de disfrutar lo “sobrelleva” o “soporta”. Si hacemos caso de estos consejos que se leen por internet esos momentos de vida social se transformarán en un “teatro” donde tenemos que intentar ser lo que no somos y mostrar lo que no sentimos o pensamos… y eso, por supuesto, puede causar ansiedad y rechazo.

Por eso es importante ser tú mismo, cuando hables ten una conversación asertiva (lo explicaré en siguientes artículos) donde por supuesto eres amable, respetuoso, simpático si se quiere, pero eso no impide que pongas y expongas tus puntos de vista y opiniones, aunque no sea el de la mayoría o el de la otra persona.

Lo ideal es que una conversación se base en un principio de ganar-ganar, no de perder-ganar. Eso implica dar y recibir, eso implica salir TODOS satisfechos de cada conversación. Así serás una persona auténtica, asertiva y todos te respetarán. Caer bien y ser aceptado socialmente NO IMPLICA pensar igual que los demás. Los temas de conversación deben ser los que les interesan a los demás Y A TI TAMBIÉN. Y si el tema es de interés mutuo ¡¡¡MUCHO MEJOR!!!

Si hay desacuerdo no pasa nada, cada quien da su punto de vista y tan amigos. De todas maneras, el sentido común es importante. Dependiendo del lugar y el momento a veces LA PRUDENCIA es nuestra mejor amiga.

Estas conversaciones de formato ganar-ganar verás que serán más agradables para ti, te quedarás con ganas de más y requerirán casi nada o ningún esfuerzo de tu parte y de parte de los demás.

A veces no es fácil DESPRENDERSE DE LA NECESIDAD DE APROBACIÓN DE LOS DEMÁS, pero cuando lo hagas verás que te sentirás muy bien contigo mismo, y si eres una persona sincera y respetuosa, ser asertiva no te dejará sin amistades ni vida social, POSIBLEMENTE TODO LO CONTRARIO. Además, tendrás MUCHAS MÁS SEGURIDAD EN TI MISMO, las personas te conocerán y te querrán por lo que realmente eres y piensas, no porque aparentas ser y pensar igual que ellos. Esto sin duda hará que tus relaciones sociales sean más duraderas, profundas, sinceras y consistentes.

La vida social sincera y sin barreras, abierta y transparente, como la que te propongo en este artículo puede ser una nueva manera de llevar tus relaciones sociales y tus conversaciones.


▷ DESCARGA GRATIS MI GUÍA ◁

“LOS 3 CEREBROS DE LA COMUNICACIÓN”

[mailpoet_form id=”1″]

¡Gracias!

Javier Galué Amblar
Formación In Company – Conferenciante – Coaching
Habilidades de Comunicación, Persuasión, Liderazgo, Carisma e Influencia
Madrid, España.
> Si me quieres contratar escríbeme AQUÍ >