¿Se Debe Dejar Hablar de Política en tu Empresa? – CLAVES para Evitar Conflictos y Problemas Internos

Se Debe Dejar Hablar de Política en tu Empresa - CLAVES para Evitar Conflictos y Problemas Internos - Javier Galué Amblar

La política está en boca de muchos ciudadanos, pero hay que tomar en cuenta que cada vez más se está volviendo un tema emocional, lo que trae como consecuencia que las posiciones se tornen más firmes e incluso extremas. Los resultados ante esta situación pueden ser complicados en una empresa si no se toman ciertas medidas para evitar que un intercambio de opiniones políticas se convierta en una fuente de problemas y roces personales constante. Entonces ¿Se debe dejar hablar de política en tu empresa?

La mayoría de las empresas y organizaciones no tienen un plan específico en este sentido pero están sufriendo las consecuencias de no tenerlo, o de no aplicar ciertas medidas que implique a la cultura de la empresa. Hay estudios realizados en Estados Unidos que revelan que se han reducido los matrimonios entre personas de distintas ideologías en un 40%, y eso puedes trasladarlo a la empresa. Si la política se puede interponer hasta en el amor de una pareja y en su decisión de casarse, tenemos un problema al trasladar esta realidad a las empresas y a su bienestar interno.

Y tengo mi propia opinión sobre hablar de política en el trabajo porque llevo más de 20 años dando formación In Company, que es una de mis principales actividades, donde hablo mucho con empleados y con entera confianza, y me he dado cuenta de que muchos VEN DE UNA MANERA DIFERENTE A SUS COMPAÑEROS Y JEFES SI SE ENTERAN DE SU INCLINACIÓN POLÍTICA, sobre todo si es contraria a la propia.

Y eso no es bueno. En muchas ocasiones me han comentado “se me ha caído al suelo la imagen de mi jefe al saber que ha votado a X…” “es un buen compañero pero qué lástima que es de derechas/izquierdas…”.

Y esto puede afectar de una manera importante al liderazgo interno y a la reputación de muchas personas dentro de la organización.

Y las cosas se ponen muy complicadas si hablamos de nacionalismo. Lo podemos observar en Cataluña, en España, donde hablar de independencia es fuente de problemas, y no hablar también, dependiendo del ambiente reinante en cada organización. Quiero decir, mostrar tu ideología política puede causarte problemas ¡pero no mostrarla también! Y las consecuencias internas y externas son realmente nefastas para la organización y para la sociedad en su conjunto. Por eso reitero mi pregunta ¿Se debe dejar hablar de política en las empresas?

 

La Libertad de Expresión en las Empresas

 

¿Debe haber total libertad de expresión dentro de las empresas? ¿los empleados son libres de dar su opinión, sea la que sea? ¿Se debe dejar hablar de política en tu empresa?

La libertad de expresión es un derecho que tenemos en la legislación internacional y también en nuestras constituciones… pero…

 

¿Prohibir hablar de política en tu empresa es una opción recomendable?

En mi opinión no es recomendable prohibirlo pero sí poner ciertas reglas

 

¿Se debe incluir esto en los códigos de conducta o normas de funcionamiento interno?

Definitivamente SÍ debe incluirse y cada vez es más necesario. Una norma específica sobre hablar de política en tu empresa y sus limitaciones. 

 

Toma en cuenta que la política se va radicalizando cada vez más y puede significar un riesgo para la convivencia interna de la organización (derechas, izquierdas, independentista, “facha”, “rojo”, “populista”, etc.). Estamos ya en un escenario donde estos conceptos son fuente indudable de problemas personales y que afectan la imagen de cada empleado

 

¿Qué Riesgos hay si se deja hablar de Política en Tu Empresa?

 

  • Es un tema muy emocional y se pueden despertar las pasiones
  • Puede crear divisiones y enemistades
  • Se pueden crear bandos internos y producirse roces entre personas y bandos
  • Puede verse afectado el liderazgo interno (no me gusta la visión política de mi jefe)
  • Pérdida de tiempo de horas laborales en conversaciones y discusiones políticas

Recomendaciones a la Hora de Hablar de Política en tu Empresa

 

  • Recuerda que verás a esas personas todos los días por lo que intenta dar tu opinión pero siempre PIENSA ANTES DE DECIR LAS COSAS
  • Pide permiso a tu superior y luego a tus compañeros para hablar de política
  • Admite cuándo no tienes razón o tu partido político o líder hace o dice algo incorrecto. Te aportará credibilidad y no te verán como un extremista, sino una persona con la que SE PUEDE HABLAR DE POLÍTICA SIN PROBLEMA
  • Conoce los factores desencadenantes de subidas de tono y discusiones, sobre todo los tuyos
  • Piensa en una conversación de política como en una oportunidad para aprender, no solo en dar tu opinión, intentar imponer tu ideología o de tener siempre la razón. Debe ser un intercambio de opiniones
  • No intentes cambiar la ideología de los demás o convencerles sin escucharles primero
  • En relación con el punto anterior te recomiendo escuchar más que hablar
  • Evita en lo posible los temas muy álgidos SOBRE TODO si están “calientes”, quiero decir, si acaban de ocurrir y las emociones están a flor de piel
  • Ten MUCHO CUIDADO con el lenguaje, las formas y tu tono al hablar. Igualmente CUIDA TU LENGUAJE CORPORAL para no ofender a nadie con tus palabras o con tus gestos y posturas
  • En tus redes sociales también hay que mantener el código profesional
  • Evita el lenguaje crítico y ENFÓCATE EN LOS HECHOS en lugar de los sentimientos
  •  Recuerda que con la política, la religión y los deportes no suele haber término medio, así que toma en cuenta que tu opinión puede ser TAN VÁLIDA como la de tus compañeros
  • Utiliza un lenguaje cordial “…respeto tu opinión pero yo creo que…”
  • Intenta saber cuándo parar un debate, antes de que se transforme en discusión o algo peor

Yo he utilizado tema político como terapia en las empresas de mis clientes. Se pueden crear grupos internos para hacer debates fuera del horario de oficina (o no, dependiendo de cada situación) para que los empleados aprendan a resolver conflictos y ponerse de acuerdo. Siempre ES IMPORTANTE QUE HAYA UN MODERADOR IMPARCIAL, que en estos casos soy yo… jeje

 

Si eres el jefe o la jefa ¿qué hacer? 

 

Para los jefes/jefas que me están leyendo:

 

  • Lo mejor es NO INVOLUCRARSE E INTENTAR DESHACER CUALQUIER COMIENZO DE DISCUSIÓN
  • Ser mediador y neutral, NUNCA PROPULSOR. No es fácil dejar tu ideología a un lado pero ES LO QUE TIENES QUE HACER POR EL BIEN DE TODOS
  • Intenta siempre escuchar para saber si hay que parar algo en algún momento
  • intenta buscar consensos y puntos de encuentro

Luego de estar en muchas organizaciones como formador In Company y como consultor en Habilidades Comunicativas mi opinión es que SÍ debes dejar hablar de política en tu empresa SIEMPRE Y CUANDO SE TOMEN EN CUENTA los puntos anteriores en este artículo y que en NINGÚN MOMENTO AFECTE la productividad o el buen ambiente interno de la organización.

 

¿Qué es lo que SÍ SE DEBE PROHIBIR en una empresa en este tema?

 

Lo que SÍ se debe prohibir dentro de las organizaciones es hacer campaña política o proselitismo político (camisetas, pines, posters, etc.)

Y lo más importante, la empresa NUNCA DEBERÍA POSICIONARSE COMO ORGANIZACIÓN en el tema político porque es SEGURO Y UNA OBVIEDAD que sus clientes, accionistas y posibles clientes futuros no tienen por qué ser de la misma ideología y pueden verse afectados sus resultados presentes y futuros.


▷ DESCARGA GRATIS MI GUÍA ◁

«LOS 3 CEREBROS DE LA COMUNICACIÓN»

Me preocupa tu privacidad y por eso cumplo con la legislación vigente Política de Privacidad


¡Gracias!

Javier Galué Amblar
Formación In Company – Conferenciante – Coaching
Habilidades de Comunicación, Persuasión, Liderazgo, Carisma e Influencia
Madrid, España.
> Si me quieres contratar escríbeme AQUÍ >